- --
Búsqueda personalizada
bersoahoy

Subscribe to Revista Expresiones Farándula

miércoles, 4 de abril de 2012

En Bucaramanga: Misa con taquilla

Por: Jorge Humberto Roa Grimaldos.
Foto: Archivo
Esto sucedió en la Semana Santa de 1.980.   Siendo yo presidente de la Unión Santandereana de Artesanos, en plan de colmar la necesidad  de organizar ferias artesanales, se me ocurre la genial idea de organizar una en la  temporada de Semana Santa; queriendo aprovechar el flujo de turistas que por ese entonces de bonanza económica se veía y por tal  razón lo creía conveniente.
Pero cual seria mi sorpresa, hasta que en el segundo día del evento, se dio a conocer la incomodidad del señor obispo de ese tiempo. Me llegan a la casa dos periodistas, por cierto  muy de madrugada y me preguntaron, que opinaba yo con respecto a lo que estaba diciendo el señor obispo. (Sobre las personas que organizaron la feria artesanal;)   mi respuesta fue de inmediato que no sabia nada; los periodistas de una vez operaron sus grabadoras para que yo pudiera escuchar la molestia del prelado, y en pocas palabras resumo lo dicho por él: “Que esa clase de eventos son hechos por personas que solo pretenden distraer a la  feligresía para que no puedan asistir a los actos que la iglesia programa”. 
Como  lo dije anteriormente, en ningún momento fue esa mi intención; por  tanto tuve otra brillante idea, buscando solucionar o reparar la falta cometida, y seguramente demostrar lo contrario.
El día siguiente era domingo de Ramos y anunciamos a todos los artesanos que estaban exponiendo, que a las 9 am se oficiaría una misa dentro del evento ferial, para que asistieran;  así sucedió. Convencimos a un sacerdote que nos acompañara.  Todo iba saliendo magnifico.
El evento artesanal lo habíamos organizado en el “Circo”, en un lugar estratégico para organizar eventos en esas épocas, carrera 22 con calle 39 hoy día instalaciones de Telecom.  La organización artesanal acarreo los costos del acto religioso. Iniciábamos con una  taquilla que se empezaba a cobrar desde las 10.00 am  pues era  orden a los empleados y ellos la  tenían que acatar, por que  hasta ese momento no se prevería nada que lo hiciera cambiar.
Pero volvamos a las 9 am.  Yo no podía despegarme del sacerdote para  que ni el, ni los demás pensaran que lo que había dicho el obispo era cierto.  El representante de la iglesia, fue muy bien recibido por varios de los artesanos que venían de las provincias, entre ellos las señoras que venían del Valle de Tensa,  de Cerinsa,  de Raquira  Boyacá, los de la Chamba Tolima, en fin muchos le salían al paso al padrecito que nos estaba salvando del run rum. Todo estaba tan ameno que ni el padre ni yo tuvimos cuidado con el tiempo, y este paso con tanta rapidez que no nos dimos cuenta.  La misa empezó a las 11 am y termino a las 12 m. Cuál seria nuestra sorpresa cuando terminamos, acompañamos al sacerdote hasta la puerta de la entrada de la feria, y al ver las colas que estaban haciendo las personas al entrar, exclamo - ¿y  esas colas… están pagando para entrar?  Me volteo a mirar; yo quede pálido y quieto, le conteste que si, el me dice: es la primera vez que veo una misa con taquilla, preferí quedarme callado y no decir nada. Creo que con todo esto tampoco lo supo el señor obispo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitas a esta sección

Búsqueda personalizada
bersoahoy

Seguidores

LinkWihin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...